martes, 15 de septiembre de 2009

El liderazgo desde la perspectiva comunitaria


Imagen cedida por Enrique M. Grinberg


República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior
Ministerio del Poder Popular para la Cultura
Universidad Nacional Experimental de las Artes – Teatro
Sistema PROFESER
Materia: Taller de liderazgo
Profesor: Ibrahim Guerra

El liderazgo desde la perspectiva comunitaria I
El Líder comunitario y sus acciones

Blanca Basabe

Caracas, 2009


Introducción

El liderazgo y sus diversas definiciones, han sido objeto de estudio de investigadores de carácter social a lo largo de la historia. En la gran mayoría de esas definiciones hay un denominador común: la persuasión o influencia que ejerce una persona sobre un grupo determinado y esta influencia se ejerce mediante un proceso que tiene como fin último el cumplimiento de objetivos para el logro de unas metas, ya sean de una organización, grupo, comunidad o institución. Ese rol que asume quien logra persuadir se asocia con el papel del productor como líder en una organización de tipo cultural.

Sin embargo en este trabajo trataré de abordar el liderazgo desde la perspectiva comunitaria, como preámbulo a los posteriores trabajos que presentaré en la materia. Si bien es cierto que el aspecto comunitario se convierte en esa primera fase donde la persona –líder- demuestra su capacidad de influencia, a pesar de no haber recibido formación al respecto, generalmente desarrolla habilidades -de manera empírica- que le permitirán, asumir el rol protagónico como el guía y el motor para transformar a su grupo o comunidad para alcanzar objetivos que van en beneficio del colectivo.

El conocimiento del aspecto conceptual en cuanto a: definiciones, características, estilos y tipos de liderazgo es sumamente importante para quienes nosotros como productores. Se hace necesario abordar todo el proceso del liderazgo para desarrollar competencias que en un futuro inmediato utilizaremos para construir nuestro liderazgo como productores teatrales, culturales o de acuerdo al área donde nos desenvolvamos, ya que las herramientas son las mismas, pero con distinta aplicación, dependiendo de la situación que se nos presente.

El líder de la sociedad moderna independientemente del ámbito donde se desenvuelva, tiene el reto de ser más innovador y creativo, para lograr de manera armónica la consecución de objetivos que vayan en beneficio de todos. La dinámica social así lo exige.

El Liderazgo

1.1.- Definiciones

Cuando una persona se dirige a una gran masa de gente y parece muy inteligente y elocuente, son muchos los comentarios que se escuchan sobre esa persona: “esa persona tiene liderazgo”, o cuando un niño maneja al grupo de compañeros, muchas veces se dice, ese niño tiene liderazgo o será un gran líder. Todos en algún momento de nuestras vidas, hemos usado este término y en los últimos tiempos la palabra liderazgo, hasta se ha hecho común. Pero, ¿Qué es el liderazgo? ¿Cómo se adquiere el liderazgo? ¿Se nace con esas cualidades o se hacen y se desarrollan? Muchos son los libros que se han escrito sobre Liderazgo, y en todas las definiciones hay un denominador común “la influencia de uno sobre otros”. A continuación algunas definiciones sobre el Liderazgo.

Gibson, Ivancevich y Donnelly, (2001) definen el liderazgo como:
Una interacción entre miembros de un grupo. Los líderes son agentes de cambio, personas cuyos actos afectan a otras personas más que los propios actos de estas personas. El liderazgo ocurre cuando un miembro del grupo modifica la motivación o las competencias de otros en el grupo. La definición de liderazgo implica que involucra el uso de la influencia y que todas las relaciones interpersonales pueden involucrar liderazgo. (Pág.308)

Según Chiavenato (2000) “Liderazgo es la influencia intrapersonal ejercida en una situación, orientada a la consecución de uno o diversos objetivos específicos mediante el proceso de comunicación humana”. (Pág. 54). Es tan importante y necesario para una organización –del cualquier tipo- desarrollar el liderazgo, que hoy día dentro de las organizaciones se han creado programas para estimular y desarrollar esas cualidades en los miembros de las organizaciones. Y cuando hablamos de liderazgo, necesariamente se debe hablar de quien lo ejerce “el líder”, el conductor, el guía, la persona que influye o persuade a los seguidores o subordinados, a los miembros del grupo o el equipo y que juntos logran el cumplimiento objetivos que se traducen en el éxito de la organización o de ese grupo.

Davis y Newstron (2004), por su parte señalan que el liderazgo se entenderá como “el proceso de dirigir las actividades laborales de los miembros de un grupo y de influir en ellas” (p. 17). Estos autores definen el liderazgo como “el proceso que ayuda a otros para trabajar con entusiasmo y hacia determinados objetivos, es decir, es el acto fundamental del éxito de una organización y su gente” (p. 61). En otras palabras es el asunto o causa que motiva o donde se apoyan otros para dedicarse a desempeñar un rol o una tarea con dedicación y en forma entusiasta en el logro de objetivos comunes.

Continuando este conjunto de definiciones de algunos autores sobre el liderazgo encontramos a Schermerhorn y otros (2004) quienes sostienen que el liderazgo “es un proceso natural de influencia interpersonal que logra que un individuo o grupo realicen lo que el líder quiere que hagan” (p. 293)

Revisadas estas definiciones sobre el liderazgo, se infiere que quien ejerce el rol de líder debe poseer cualidades personales y profesionales especiales para influir en el personal utilizando para ello estrategias que le permitan influenciar para lograr los objetivos trazados. El tema sobre el líder y sus características se abordará más adelante de manera más detallada.

Continuando con el tema específico de Liderazgo, es importante señalar, que para ejercerlo deben existir condiciones que permitan la aceptación por parte del grupo u organización. Estas condiciones están dadas por los diversos tipos o estilos de liderazgos que se ejerzan. Además estas condiciones relacionadas con el tipo de liderazgo que se ponga en práctica. Pero estos estilos y tipos de Liderazgo están enmarcados en una determinada Teoría, a continuación algunas de las teorías consideradas más relevantes sobre el Liderazgo.

1.2.- Teorías de liderazgo
Muchos investigadores especialmente de las áreas de la Administración y las Relaciones Humanas, han planteado varías teorías acerca del Liderazgo. Vale decir que las diferentes teorías que se han escrito, han constituido el punto de partida para la clasificación de los diversos tipos y estilos de liderazgo.
En primer lugar se ubica la Teoría de liderazgo por los Rasgos, esta teoría se encuentra en diversos textos, pero ninguna apunta a un autor específico como creador de la misma. Sin embargo Robbins y Culters (2005) señalan que a principios del siglo XXI (1900-1950) cuando los investigadores comienzan a estudiar el liderazgo, se concentran únicamente en el líder, surge así la Teoría de los Rasgos, porque en ella se analizan las características: físicas, sociales y personales que posee el líder ya que estos aspectos son comunes en los líderes y las mismas son innatas en él. Investigadores como Bass, Stogdill y recientemente E.E. Ghiselli, señalan que hay rasgos muy particulares que distinguen al líder. Tomando en cuenta los postulados de esta teoría, se concluye que el líder nace con ciertas condiciones o cualidades.
Posteriormente el estudio se centró en cómo ese líder se relacionaba con los miembros del grupo, surge así la Teoría de liderazgo por Comportamiento (1940-1950), en la que se establece una relación entre el comportamiento del líder y lo exitosa que pueda ser su gestión. Esta teoría destaca dos aspectos interesantes que se distinguen en el líder: 1) el que está más sensibilizado por los miembros del grupo y 2) el que se sensibiliza por las tareas y responsabilidades. Además, esta teoría plantea que es posible enseñar a ser líder...es decir el líder se hace. Es importante señalar que según el desempeño del líder podrá valorarse su tipo o estilo.
Luego está la Teoría de liderazgo Situacional o de la Contingencia 1960-1990, en la cual se plantea el estudio de la reacción del líder de acuerdo ala situación o entorno que se presente. Ya los investigadores en este caso abordan la parte organizacional, señalan además que los líderes lograrán el éxito cuando conozcan qué liderazgo quieren ejercer, para ello deben diagnosticar las situaciones y ajustarlas, de allí se establece el estilo de liderazgo adecuado. En tal sentido se plantea que, no existe un estilo de liderazgo que pueda decirse que es el mejor, cada uno se aplica de acuerdo a la situación presentada. Es importante mencionar que sobre la Teoría de Liderazgo situacional o de contingencia existen cuatro modelos que se mencionan a continuación:
a) El modelo de Tannenbaum al final de la década de los 50 Tannenbanum y Warren Schmidt plantearon su teoría de Liderazgo por contingencia que centra sus investigaciones en dos aspectos fundamentales: la persona que toma las decisiones, y el grupo toma decisiones. Recomiendan que quien toma las decisiones permita al grupo también tomarlas, es decir que lo hace más participativo o democrático. Estos autores a su vez identifican siete estilos de conducción en los que el líder puede elegir. Sin embargo estos planteamientos fueron criticados, porque no determinaba específicamente qué estilo de liderazgo seguir y cuándo aplicarlo.
b) El modelo de Fiedler 1967: plantea que el estilo del líder debe estar adecuado a la situación y esta será exitosa cuando haya una buena relación del líder con su grupo y cómo logra influenciar a su grupo de esta manera se tienen más claros los objetivos. De no ocurrir esto se debe cambiar al líder o la situación.
c) El modelo de Evans y House, plantea a su vez la Teoría de la Ruta-Objetivo. Se fundamenta en las posibilidades de premio o recompensa y el atractivo de ésta, quien dirige debe participar a su grupo los objetivos y estimularlos para despejar de obstáculos y lograr los objetivos.

d) El modelo de Hersey y Blanchard o Teoría del liderazgo Situacional: Al hablar del estilo del líder señalan 4 comportamientos asociados a 4 conductas, que son las siguientes:
-Comunicar: donde el líder decide qué, cómo y dónde se realizarán las tareas.
-Vender: donde el líder define las tareas y convence al grupo.
-Participar: donde el líder y los subordinados comparten decisiones.
-Delegar: el líder se torna innecesario, porque todo lo delega.
En cuanto a lo situacional, señalan que ésta viene dada por el grado de madurez de los subordinados y se refleja también en 4 grados que son los siguientes:
-M1: incapaces y no asumen responsabilidad.
-M2: incapaces pero asumen responsabilidad.
-M3: son capaces pero no asumen
responsabilidad.
-M4: son capaces y asumen responsabilidad.
Según este planteamiento, se deduce que el líder debe adecuarse o acomodarse a la situación que se presente, de allí dependerá el estilo que aplique.
Teoría de liderazgo integral: se ubica a mediados del setenta y esta Teoría combina aspectos de las teorías anteriores; Rasgos, Comportamiento y Contingencia, por eso se le llama Teoría Integral y su planteamiento o investigaciones están centradas en explicar de qué manera un líder influye en sus subordinados al punto que estos están dispuestos incluso a sacrificarse por lograr los objetivos de la organización. Busca explicar las relaciones exitosas entre líderes y sus seguidores o subordinados.
Luego encontramos la Teoría Transaccional, se entiende el liderazgo como una transacción o intercambio, donde el líder persuade a sus subordinados o seguidores para obtener beneficios donde hay satisfacciones de ambos lados.
La Teoría Transformacional, plantea su estudio en el líder y el logro de sus metas y las estrategias que utiliza para esa consecución de objetivos, generando así la renovación y transformación de sus seguidores o de la organización.
Estas son las Teorías de liderazgo que a mi juicio son más puntuales, sin embargo, ante los cambios tan acelerados que vive el mundo moderno, seguirán surgiendo teorías que intenten explicar cómo y por qué un líder influye sobre una masa o un grupo determinado.

1.3.-Tipos de liderazgo

Una vez revisadas las Teorías abordaremos a continuación el caso específico del líder y su forma de conducir el grupo. Cabe destacar que cada tipo o estilo de liderazgo se inscribe en las teorías anteriormente revisadas. Muchos autores e investigadores han centrado sus estudios en las actitudes del líder frente a sus seguidores o subordinados para el logro de los objetivos, de allí han surgido algunas de las clasificaciones son las siguientes:

Líder autoritario, es el que toma las decisiones, restrictivo, da ordenes y normas e impone su criterio, es el único responsable, da pocas explicaciones de sus acciones, solo él conoce el curso de la actividad que se desarrolla en el grupo, señala los objetivos, distribuye tareas y designa a los miembros de cada equipo. Se muestra distante.

Líder paternalista, es amable, cordial, paternal, deja discutir pero al final expone sus opiniones de peso y terminantes que deben ser acatadas para bien de todos.

Líder democrático, está centrado en las personas, confía en la capacidad del grupo, favorece las discusiones, pide y toma en cuenta las opiniones antes de tomar decisiones, la responsabilidad es compartida, da explicaciones y permite críticas aceptándolas. Es permisivo

Líder pasivo (Laissez-faire) actúa poco, deja hacer a los miembros por su cuenta, no toma decisiones ni orienta, las discusiones son incontroladas, la estructura del grupo es débil y de carácter individualista, el grupo carece de incentivos.

Líder participativo. Es el grupo que actúa por participación, los miembros trabajan en conjunto para lograr elevada cohesión y se asigna la máxima importancia al crecimiento y desarrollo de todos sus elementos, los objetivos y actividades son elegidos por el grupo, formando parte del liderazgo todos en conjunto.

1.4.- Estilos de liderazgo

En cuanto a los estilos de Liderazgo, encontramos, el Estilo Directivo que está determinado por un líder que no solicita la opinión de sus subordinados y gira instrucciones de cómo, cuándo y dónde deben realizar la tarea, para luego revisar el cumplimiento de la ejecución. Cuando se dan situaciones donde el líder ejerce este estilo, es él –el líder – quien ejerce el control absoluto. Algunos señalan que es un estilo adecuado cuando por falta de tiempo no permite explicar con detalle los asuntos.

En segundo lugar, el Estilo Participativo el líder solicita a los subordinados opinión, información y recomendaciones, pero son ellos quienes toman la decisión final sobre lo que se debe hacer. Cada miembro del grupo u organización tiene su función específica, es responsable y libre de tomar cualquier decisión. El líder se encarga sólo de revisar el trabajo realizado. Este estilo es recomendable para líderes que tienen tiempo para realizar consultas o que tratan con un grupo experimentado.

En tercer lugar, el Estilo Delegativo el líder cede a los subordinados la autoridad necesaria para resolver problemas y tomar decisiones sin antes solicitarle autorización. Sin embargo, el líder sigue siendo responsable en último término.

En cuarto lugar se encuentra el Estilo Transformacional: el líder "transforma" a los subordinados retándolos a elevarse por encima de sus necesidades e intereses inmediatos, hace hincapié en el crecimiento individual –tanto personal como profesional- y en el potenciamiento de la organización.

Este estilo permite al líder beneficiarse de las aptitudes y conocimientos de los miembros de su grupo con experiencia que podrían tener mejores ideas sobre cómo cumplir una misión. También obtiene buenos resultados cuando las organizaciones se enfrentan a una crisis. Los líderes transformacionales alientan la aceptación de metas de grupo; transmiten expectativas de alto rendimiento; crean entusiasmo intelectual; y ofrecen modelos apropiados a través de su propio comportamiento. Las estrategias de tipo transformacional tienen la capacidad de motivar e inspirar a seguidores, en especial cuando la organización enfrenta un gran cambio, entregan un sentido de propósito y significado que puede unir a las personas en una causa común.

En el Estilo transaccional: el líder utiliza técnicas de motivación hacia los miembros del grupo para trabajar ofreciendo para ello recompensas o amenazando con castigos, asignar las tareas por escrito, delinear todas las condiciones para que una misión se dé por completada y dirigir por excepción, es decir, dando a conocer solamente lo que el subordinado ha hecho incorrectamente.

El líder que confía tan sólo en el estilo transaccional, sin combinarlo con el transformacional, únicamente consigue el compromiso a corto plazo de sus grupos y hace que la gente tema tomar riesgos e innovar. Además de sentir que sus esfuerzos podrían parecer egoístas. Por ello, lo más recomendable es combinar ambas técnicas para ajustarse a la situación.

1.5.- El líder y sus características

La Real Academia Española, define al líder como “persona a la que un grupo sigue reconociéndola como jefe u orientadora”.

Ponce de León (2003) señala que el líder debe tener carácter de miembro, es decir, debe pertenecer al grupo u organización que encabeza o dirige. Debe además compartir con los miembros de este grupo, algunos rasgos comunes, como por ejemplo patrones culturales.
Generalmente la palabra líder es asociada con; dirección o conducción. Si bien es cierto que inteligencia, firmeza, determinación y visión necesarias para obtener éxito, también son asociadas a la conducta de líder. Daniel Goleman descubrió que, estas cualidades son insuficientes. Los líderes verdaderamente efectivos también se distinguen por un alto grado de inteligencia emocional, que incluye la autoconciencia, la autorregulación, la motivación, la empatía y las habilidades sociales, para ello considero importante revisar lo que incluye la Inteligencia emocional ya que tiene que ver mucho con la forma como debe conducirse un líder. A continuación los cinco componentes de la Inteligencia Emocional en el trabajo.
Definición Características
Autoconciencia Actitud para reconocer los estados de ánimo, emociones e impulsos propios, así como su efecto en los demás. Confianza en sí mismo
Valoración realista de si mismo
Capacidad de reírse de sí mismo.
Autorregulación Capacidad para regular o redirigir los impulsos negativos o el mal humor.
Propensión a no tomar decisiones apresuradas, a pensar antes de actuar. Confiabilidad e integridad
Comodidad con la ambigüedad
Apertura al cambio
Motivación Pasión por trabajar por razones que van más allá del dinero o del estatus.
Tendencia a luchar por los objetivos con energía y persistencia. Fuerte orientación al logro
Optimismo, incluso frente a la adversidad.
Compromiso con la organización.
Empatía Actitud para entender el “maquillaje” emocional de otras personas.
Habilidad para tratar a las personas en función de sus reacciones emocionales. Destreza en formar y retener el talento.
Sensibilidad intercultural
Servicio a clientes y consumidores
Habilidades sociales Competencia en el manejo de relaciones y la creación de redes sociales.
Capacidad para encontrar puntos comunes y estrechar lazos Eficacia en liderar cambios.
Capacidad de persuasión.
Pericia en crear y liderar equipos.
Fuente Goleman (2004)

Un líder debe ser aquel que influye en su grupo, que toma decisiones, que se propone la transformación de la organización o su grupo de manera positiva, y que pueda reunir a un equipo diverso, para lograr que trabajen por un objetivo común.

Los diferentes autores insisten en que los rasgos de la personalidad inciden de manera eficaz y pueden llevar a las organizaciones, instituciones o grupos al logro de sus objetivos y metas.

La función del líder está relacionada con las de un gerente, pues debe organizar, vigilar, dirigir o sencillamente motivar y conducir al grupo a determinadas acciones, según sea la necesidad que se tenga o la situación que se presente. En el líder deben existir valores, confianza en el grupo y en las personas, disposición a seguirlo.

Ivancevich (2001), señala que la capacidad de influir, persuadir y motivar a los seguidores se basa en gran parte, en el poder percibido del líder. Mientras que los autores French y Raven en su modelo Psicosociológico formularon su propuesta donde señalan que son cinco las fuentes del poder social y estas se ejercen de diferente manera, con resultados diferentes en quienes son influenciados por este poder, estas fuentes de poder son las siguientes:

Poder coercitivo: Poder que se basa en el temor. Un seguidor percibe que si no acata la solicitud de un líder, puede enfrentarse a algún tipo de castigo o una reprimenda del grupo.

Poder por recompensa: Poder basado en la esperanza de obtener elogios, roconocimientos o ingresos por haber acatado la solicitud del líder.
Poder de legítimo: poder derivado de la posición de un individuo dentro de la jerarquía grupal u organizacional. En una organización formal el supervisor de primera línea se percibe como más poder que los empleados activos. En el grupo informal, el líder es reconocido por los miembros como poseedor de un poder legitimo.
Poder del experto: Poder basado en una destreza, pericia o ciencia especial. Los seguidores perciben a la persona como poseedora de la pericia pertinente y consideran que supera a la de ellos.

Poder referente: Poder basado en la atracción y el encanto. Un líder que sea admirado debido a ciertas características posee poder referente. Esta forma de poder se llama popularmente carisma. Se dice que la persona tiene carisma para inspirar y atraer seguidores.

2.- El Líder comunitario

Retomando las anteriores definiciones de Liderazgo, así como las características del líder, al aplicarlas al ámbito comunitario, se concluye que el líder comunitario es aquel que ejerce influencia o lleva a cabo un rol protagónico en la ejecución de actividades en una comunidad, a través de un proceso como lo es el liderazgo.

Aunque existe alguna literatura sobre el tema, este aspecto lo desarrollaré tomando en cuenta mi experiencia al lado de líderes comunitarios en el barrio Teotiste de Gallegos, ubicado en la parroquia Coquivacoa del municipio Maracaibo.

El líder comunitario es aquella persona que forma parte de una comunidad y que impulsa sus habitantes a la consecución de objetivos para lograr una meta determinada. Pero por ser un aspecto muy particular como lo es el “comunitario” este líder debe saber compartir y colaborar con sus semejantes, cual si fuese su grupo u organización. Considero que el mismo proceso de liderazgo que se da en una organización, se aplica a una comunidad, pero con algunas variantes. Cuando el líder logra la confianza de la comunidad genera la disposición a seguir sus propuestas o lineamientos y esta confianza viene dada por la misma disposición que tenga el líder a resolver o solucionar las necesidades que tiene esa comunidad.

Un líder comunitario debe saber influir en su comunidad y para ello debe aplicar estrategias como la comunicación. También debe saber conducir a la comunidad a la auto-responsabilidad, es decir el líder comunitario deber delegar las funciones, para que cada uno de los integrantes de ese grupo cumpla con las metas trazadas y alcanzar los objetivos, que en el caso comunitario se traduce en la solución de problemas específicos, logrando satisfacer determinadas necesidades del colectivo o de una individualidad en particular.


Es importante la participación acertada del líder comunitario, porque esto es el punto clave para lograr estimular y motivar a la comunidad, ya que de esta manera el líder se convierte en el motor para desarrollar el proceso participativo de la comunidad.

Por ello a los líderes hay que ofrecerles los medios y herramientas necesarios para que intervengan de una manera efectiva en la consolidación de cualquier proyecto de apoyo a los problemas de la comunidad. El líder comunitario debe ser un dinamizador o movilizador de la comunidad, de esta manera logra un mejor desarrollo en la calidad de vida de su comunidad.

Debe además saber determinar y jerarquizar los problemas de su comunidad. Así como saber organizar, dirigir, administrar, gestionar, evaluar y canalizar estos problemas.

Aun cuando todas estas características pareciera que para desarrollarlas un líder debería al menos tener algún curso de inducción. En cuanto a la experiencia vivida, considero que en estos casos se cumple la teoría del liderazgo de los Rasgos con algunos componentes de la Teoría de liderazgo por comportamiento. Ya que en estos casos no se planifica la formación de los líderes comunitarios, sino que ellos surgen debido a las situaciones presentadas, desarrollando esa condición innata que aflora cuando se ve ante determinadas circunstancias. En cuanto al estilo de liderazgo considero que un Líder comunitario debe aplicar el estilo participativo, y en este aspecto entramos a conocer una de las grandes diferencias –a mi juicio- entre el liderazgo organizacional y el comunitario, ya que en el liderazgo dentro de las instituciones u organizaciones siempre habrá una cierta sanción, sí no se cumple el objetivo y quizás opera en ello el aspecto económico, pero en el liderazgo comunitario todos deben participar, porque de una u otra manera se beneficiarán del logro de ese objetivo, por lo tanto es imprescindible cumplirlo.

2.1.- Habilidades del líder comunitario
2.1.1.- Comunicación
El ser humano por naturaleza tiene la necesidad de comunicarse con sus semejantes, ya que nacemos en grupos y formamos parte de una sociedad. Desde el momento que nacemos emitimos sonidos como necesidad imperiosa de comunicarnos. Este proceso se cumple a lo largo de nuestras vidas. En tal sentido el líder debe saber comunicar para que los miembros de su grupo, equipo, organización o comunidad entiendan cuáles son los objetivos que se pretenden alcanzar.

Es importante destacar que el proceso de comunicación es fundamental en toda estructura organizada –en este caso comunidad- para alcanzar los objetivos propuestos, ya que genera una fluidez en el trabajo cooperativo, esto permite el logro de metas individuales y colectivas.

El líder comunitario, como todo líder debe saber interactuar y convencer para lograr una empatía en la conducta de los integrantes del grupo o seguidores en este caso miembros de la comunidad.

En la medida que un líder –comunitario en este caso - sea claro en la transmisión de sus ideas, en esa misma medida podrá conseguir más rápidamente el objetivo deseado. En este sentido, podemos señalar que en la medida que un líder comunitario sepa dirigirse a los miembros de la comunidad, sepa jerarquizar las necesidades de la comunidad y transmitir la importancia en la solución de estas necesidades, en esa medida logrará la identificación y seguimiento de los vecinos para juntos establecer también las prioridades.
El líder comunitario se convierte en el motor de transformación de la calidad de vida de una comunidad. Esto no quiere decir que el líder deba cambiar a los miembros de una comunidad, sino que construya respuestas o alternativas para la solución de los problemas. Por lo tanto, el líder comunitario debe ser tanto excelente comunicador, como ser capaz de entender y recibir el mensaje transmitido por los miembros de la comunidad.

2.1.2.- Motivación

El líder comunitario debe saber estimular a los individuos para pensar y participar en su propio desarrollo y en el de su comunidad. También debe motivar a las personas que están a su alrededor para que desarrollen capacidades de liderazgo y se sientan atraídos por el cumplimiento de los objetivos.

2.1.3.- Delegación de responsabilidades
Hayes (2002), explica que la delegación de responsabilidades permite que cada miembro realice su labor según sus conocimientos, habilidades y actitudes y esto le permite sentirse seguro de lo que hace, sin tener que estar solicitando aprobación de sus supervisores.
El líder comunitario debe saber asignar las responsabilidades en cada uno de los miembros de la comunidad. Lo ideal es que el líder sea tan flexible que promueva la participación de manera espontánea, para así lograr el aporte de cada persona y alcanzar un fin u objetivo común. Un líder comunitario debe promover la participación en cada una de las actividades, porque de esa manera fomenta el desarrollo y crecimiento personal.

3.- El líder comunitario y el trabajo en equipo

Robbins y Culters (2004), definen al equipo como “dos o más personas que interactúan e ínter-dependen unos de otros y se reúnen para lograr objetivos específicos”. Wendell, citado por Robbins y Culters define equipo como un grupo de individuos que se reúnen con el propósito de cubrir objetivos comunes, considerando el compromiso, la interacción y la sinergia.

Toda organización – en este caso comunidad- requiere de la participación activa de los miembros que la conforman para lograr sus objetivos, por lo tanto, no corresponde solamente al Líder la responsabilidad de la gestión o funcionamiento de la organización, se hace necesario que se trabaje en equipo.

El reto del líder que trabaja en equipo es plantearse cómo hacer para que cada uno de los miembros se realice como persona en la misión que le corresponde. Tomando en cuenta las diversidades de características y capacidades presentes en ellos.

El trabajo en equipo del líder comunitario debe traducirse en el apoyo que brinden los miembros de una determinada comunidad. Además de la confianza a cualquier tarea respetando las diferencias individuales de los miembros de esa comunidad, con esta actitud el líder gozará del respeto e igualmente enseñará a respetar las ideas de los demás.

Lo ideal es que el líder comunitario propicie y facilite la evolución de los grupos de trabajo, para que se conviertan en equipos de trabajo. Un grupo se convierte en equipo cuando los miembros del grupo están centrados en ayudarse entre si para alcanzar las metas de una organización. Se debe buscar que los equipos – en este caso las organizaciones comunales- sean eficaces, es decir, que propongan ideas innovadoras, alcancen sus metas y se adapten al cambio; sus miembros deben estar altamente comprometidos tanto con el equipo como con las metas de la comunidad.

4.- El líder comunitario y el manejo de conflictos

En este contexto – comunitario- resulta interesante lo expuesto por Chiavenato (2005) quien sobre las situaciones de conflicto, señala: “la conflictividad se produce cuando hay un choque de intereses cuando dos o mas personas compiten por objetivos o recursos que son percibidos como incompatibles. Estos choques o disputas se pueden abordar mediante fórmulas de mediación para llegar alcanzar puntos de acuerdo” (p17). El conflicto es inherente a la vida de todo individuo y es parte inevitable de la naturaleza humana. Representa el lado contrario de la cooperación. Chiavenato (2005) afirma:

El conflicto ocurre cuando una de las partes (sea un individuo o un grupo) trata de alcanzar sus propios objetivos, que están relacionados con los de otra parte la cual interfiere con la que está tratando de alcanzar sus objetivos. Del modo que el conflicto es mucho más que un simple desacuerdo o desavenencia, es una interferencia, activa o pasiva, mas deliberada que tiene el propósito de bloquear el intento de la otra parte para alcanzar sus objetivos. (p.521).

Generalmente, al hablar de conflicto, se percibe como un elemento negativo por las consecuencias que genera el mismo en la organización. Por los que Robbins (2004) opina que “un conflicto significa un colapso en los mecanismos decisorios normales, en virtud del cual un individuo o grupo experimenta dificultades en la escogencia de una alternativa de acción” (p.229)

En función de lo planteado se requiere de una buena disposición por parte del líder comunitario, para afrontar los problemas surgidos en el devenir cotidiano, buscando mantener relaciones interpersonales adecuadas hacia el sano convivir, sin dañar a nadie. Toda situación social o proceso que supone la pugna entre dos personas o grupos interdependientes que tienen objetos incompatibles o la menos percepción diferente, deben manejarse y saber manejar a los demás.
5.- Importancia de la ética en el líder comunitario

La ética es la cualidad más importante que debe exhibir el ser humano en cada una de sus acciones. En el ejercicio del liderazgo no podía escapar este aspecto tan importante y cuando se trata de un líder comunitario con más razón. Un líder comunitario en las comunidades. Si partimos de la premisa sobre el objeto de estudio de la ética que es la moral, entonces podemos señalar que un líder en este caso un líder comunitario debe ser una persona con alto grado de moral, que ésta no esté comprometida.

En la actualidad las nuevas organizaciones comunitarias como los Consejos Comunales exigen de los líderes una alta solvencia moral, ya que son cuantiosas las sumas de dinero que desembolsa el Estado a estas organizaciones. Y aun cuando este líder sepa influenciar a las personas, a sus vecinos, si no actúa con ética habrá perdido toda credibilidad y este es una de los factores fundamentales en los que se centra el liderazgo de una persona. La sociedad exige de los líderes un altísimo grado de honestidad.

Ricardo Mariño (2005) en su trabajo Ética y liderazgo organizacional, señala que las organizaciones deben tener la misión clara y que esta a su vez debe ser compartida con todos los miembros del equipo o de la organización. Además de una comunicación fluida. Debe haber coherencia entre lo que se dice y los que se hace, se debe propiciar un ambiente de trabajo cálido y armónico

Conclusión

Como conclusión en este trabajo puedo decir que se hace necesario que quien quiere ser líder se forme en las habilidades que debe desarrollar, se hace imperiosa la necesidad de formar a nuestros líderes comunitarios, para que se conviertan en líderes participativos y democráticos , que entiendan que el ser líder de una comunidad es la confianza de un grupo de personas en una sola , pero sin embrago otros de las habilidades que debe mostrar es el trabajo en equipo. Cada uno de los aspectos tratados en este trabajo se hace necesario que se eduque al líder sobre los mismos. Con una mejor educación a los líderes de hoy, podremos tener unas mejores comunidades mañana.

Bibliografía
Arnoletto, J. A. (2008). Técnicas politológicas para la gestión de proyectos sociales. Disponible en:
http://www.eumed.net/libros/2008a/362/index.htm. Consultado el 23 de agosto de 2009
Blanchard, K. (2000) El corazón de un líder. México. McGraw Hill.

Chiavenato, I (2005) Comportamiento organizacional. La dinámica del éxito en las organizaciones. Australia.: Thomson.

Chiavenato, I (2000) Administración de Recursos Humanos. Editorial Mc Graw Hill Interamericana.

Davis, K. y Newstron, J. (2004). Comportamiento Humano en las Organizaciones. México. Editorial Mc Graw Hill.

Experiencias de Liderazgo. Disponible en:
http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/paraguay/cde/areamujer/lideres/capitulo4.pdf. Consultada el 20 de agosto de 2009.

Gibson, I. y Donelly (2001). Las Organizaciones. Mc. Graw Hill
Interamericana, décima edición. México.

Goleman, D. (2004). Que hace a un líder. Disponible en:
http://www.cpii.org.ar/resourcenter/data/Que%20hace%20a%20un%20Lider-%20GOLEMAN.pdf. Consultado el 29 de julio de 2009.

Hayes, B. (2002) Como medir la satisfacción del cliente. Desarrollo y utilización de cuestionarios. 2da Edición. Barcelona

Helguero, Marta E. (2003) La organización comunitaria como punto de partida para la gestión de los intereses municipales. Disponible en: http://www.clad.org.ve/fulltext/0047813.pdf.
Consultado el 19 de agosto de 2009.

Ivancevich, J. (2001) Comportamiento organizacional. Séptima edición. Editorial Mc Graw Hill. México


Liderazgo comunitario. Disponible en:
http://www.face.uc.edu.ve/deparcomercial/presentacion%20de%20liderCb.pdf. Consultada el 22 de agosto de 2009.

Liderazgo comunitario. . Disponible en:
http://www.odhag.org.gt/pdf/MODULO%202%20Liderazgo%20comunitario.pdf

Lupano P, María y Castro, S. Alejandro. (2008). Estudios de liderazgo, Teorías y Evaluación. Disponible en:
http://www.palermo.edu/cienciassociales/psicologia/publicaciones/pdf/Psico6/6Psico%2008.pdf. Consultada el 20 de agosto de 2009

Madden, N. Retrato de un líder comunitario. Disponible en: http://www.periodicotrazos.org/noticias.php?numero=84. Consultado el día 15 de agosto de 2009.

Mariño, P R. (2005). Ética y liderazgo organizacional. Disponible en:
http://www.cuft.tec.ve/cuft/publicaciones/barquisimeto/revistacuft/paginas/revista/prisma_2/prismas/desde_un_prisma/Mari%F1o_Etica_y_liderazgo_organizacional.pdf. Consultado el 26 de agosto de 2009

Medina, N. (2008) Movimientos sociales: nuevas formas de liderazgo comunitario. Disponible en:
http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/osal/osal23/12S1MediPin.pdf. Consultada el 25 de agosto de 2009

Newstron, J. (2007). Comportamiento Humano en el Trabajo. México. Mc Graw Hill Interamericana.

Nundel, J (2002) Liderazgo comunitario y clase social. Disponible en: http://www.hagshama.org.il/es/recursos/view.asp?id=1174. Consultado el día 28 de julio de 2009.

Organización comunitaria. Líderes comunitarios. . Disponible en:
http://weblogs.madrimasd.org/salud_publica/archive/2009/07/20/99392.aspx

Oficina de los Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala. (2004).
Construyamos la cultura de paz y el desarrollo local desde nuestra comunidad. Disponible en:
http://www.odhag.org.gt/pdf/MODULO%202%20Liderazgo%20comunitario.pdf. Consultado el 24 de julio de 2009
Parra de P, E. (2006). Liderazgo y rendimiento de la gerencia intermedia bajo la perspectiva de los objetivos balanceados. Disponible en:
http://www.serbi.luz.edu.ve/pdf/nego/v2n4/art_04.pdf. Consultada el día 19 de agosto de 2009.

Periódico El Canillita Reconoce a un Líder Comunitario
Disponible en: http://www.elcanillita.com/noticia_guardar.php?id_noticia=2389. Consultada el día 15 de agosto de 2009.

Ponce de León, A. (2003) Liderazgo. Disponible en:
http://www.fquijano.com/qtaqpdl.htm. Consultado el 20 de agosto de 2009

Robbins, S. (2005) Comportamiento Organizacional. México. Décima edición. Editorial Prentice Hall.

Shermerhon, J., Hunt, J., y Osbor, R. (2004). Comportamiento Organizacional. Nueva York. Editorial Limusa Wiley.

Tannenbaum, S. (2000). Liderazgo y Toma de Decisiones. México. Editorial Mc Graw Hill.

Universidad de Carabobo, Facultad de Ciencias de la Educación
Departamento de Administración y Planeamiento Educativo. Líder comunitario. Disponible en:http://www.face.uc.edu.ve/deparcomercial/lider.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada